Repetidas veces: Control de Calidad


Y llega por fin el ensamblaje final. Los componentes terminados se reúnen en el modelo de Märklin.  Una vez que la locomotora "se para", se prueba con un funcionamiento de larga distancia, primero en los bancos de prueba para el motor y la conmutación. Cada modelo que llega el distribuidor ha experimentado ya muchas conmutaciones y las pruebas de rodaje. Además de esto existen los viajes sobre los trazados de prueba que representan todas las "artimañas" que se pueden construir utilizando las líneas K y M (y ahora C). Los modelos que no pueden cumplir con las pruebas, incluyendo hasta un rasguño encontrado por el ojo crítico del regulador se clasifican despiadadamente hacia fuera.  Los detalles externos también tienen un chequeo final aquí, y después son solamente las locomotoras aprobadas las que pasan para el embalaje y almacenamiento, con lo cual comienza su viaje a cualquier parte en el mundo.

Historia de Märklin, Traducida al Español por Gonzalo Rossel